Qualcomm se prepara para asaltar el mercado de escritorio

Qualcomm

Gracias a la ejecución nativa de aplicaciones de 64 bits en procesadores de ARM en la que Microsoft lleva tiempo trabajando, se podrá ver equipos con chips de Qualcomm en escritorios dentro de muy poco. A Intel le crecen los enanos últimamente después de todos los problemas que ha tenido este año con sus chips y lo bien que le va AMD, ahora Qualcomm también se prepara para atacar por el flanco de la gama de entrada y sobre todo en portátiles donde sus chips de consumos bajísimos pueden hacer que portátiles de autonomías enormes se coman parte del mercado del que Intel es dueño absoluto.

 

La clave es Microsoft y la ejecución nativa de aplicaciones de 64 bits en procesadores ARM, los desarrolladores podrán recompilar las aplicaciones existentes de Windows para que puedan ejecutar de forma nativa en hardware ARM, de forma que el rendimiento no se vea comprometido y puedan dar la talla y ser competitivas frente a la arquitectura x86, en lugar de hacerlo mediante una capa de emulación que como todas las emulaciones resta mucho rendimiento frente a una ejecución 100% nativa sobre el hardware y aquí pueda estar la clave que abra la puerta a Qualcomm en equipos portátiles e incluso equipos sobremesa, dado que los chips ARM no hacen mas que aumentar su potencia y de un tiempo a esta parte ya estamos teniendo modelos de que con unas frecuencias algo más altas pueden plantar cara a varios Intel del mercado, algo que sin duda debería preocupar y mucho a Intel.

Mientras Intel continúa enfrascada en culminar de una vez el desarrollo de sus procesadores de 10 nm, la competencia ha cerrado la brecha de rendimiento y eficiencia que hasta ahora existía, no hay más que ver el rendimiento excepcional que tienen los nuevos iPads Pro que están al nivel de Consolas de la actual generación.

Qualcomm ha diseñado Snapdragon 8CX específicamente teniendo en cuenta los portátiles, un pastel que hasta ahora disfrutaba Intel con el 99’9% del mercado.  Este nuevo chips contará con una configuración 4+4, 4  núcleos de rendimiento y 4 núcleos diseñados eficientes con un consumo bajísimo, pudiendo cambiar de unos a otros en base al uso del CPU, esto le otorga unas autonomías bestiales que pasan muy por encima a cualquier x86, si bien en fuerza bruta no pueden igualar a un procesador x86, tampoco lo necesitan puesto que en portátiles generalmente suele primar la movilidad y no tanto el poder de computo bruto, habrá que ver no obstante que tanto se pierde en rendimiento y cuanto se gana en autonomía exactamente para valorar cuanto daño puede hacer a Intel este nuevo actor en el mercado de los portátiles que aparece en el peor momento posible, dado que la mega compañía no puede dar abasto a fabricar silicios y esto eta provocando unos precios imposibles en el mercado, situación temporal que no van a dejar pasar la competencia para intentar sacar tajada de esta situación.

Se pone la cosa muy interesante cara a un 2019 con los nuevos Snapdragon 8CX y sus evoluciones que prometen ampliar las opciones en cuanto a portátiles de bajo consumo llegando a prometer duraciones de batería de varios días, casi nada.

© in4 asistencia informática - 2019